La Charca de Suárez

Pago de Suárez, cerca de la playa de Poniente, Motril. | Mapa 0034 618 21 75 08 Web De lunes a viernes: en Noviembre - Enero de 16 h -18 h // en Octubre, Febrero y Marzo de 17 h - 19 h // en Abril - Septiembre de 18 h - 20 h // Sábados y domingos: 9 h - 13 h Naturaleza

La zona húmeda costera denominada la "Charca de Suárez", está ubicada en el término municipal de Motril, en las proximidades de la playa de Poniente de dicho municipio, en el terreno denominado "Pago de Suárez", de donde recibe su nombre. Dicha superficie ocupa una extensión de 14.65 has, limitada por urbanizaciones costeras y el polígono industrial de Alborán.

Estos humedales forman parte de un área situada entre Nerja (Málaga) y Adra (Almería), donde la unión de una serie de factores de naturaleza tectónica, litológica (la parte de la geología relativa a las rocas), climática y antrópica han favorecido la aparición de zonas húmedas muy cerca de la costa ligadas exclusivamente a los Deltas de los principales ríos. 

La "Charca Suárez" es un verdadero tesoro no solo para la provincia de Granada si no para Andalucía y el conjunto del país. Y os preguntaréis, ¿Por qué?

La "Charca Suárez" es una superficie de aguas libres perennes, aunque fluctuantes, que se alimenta tanto de las aguas subterráneas procedentes del acuífero de Motril-Salobreña, como de las aportaciones del agua de retorno de los regadíos de la Vega. Esta superficie procede de la transformación del Delta del río Guadalfeo, que debido al aumento de la sedimentación en la zona, produjo un repliegue de la línea de costa dando lugar a la Vega Motril-Salobreña, donde finalmente ante el dominio de la sedimentación fluvial frente a la acción erosiva de las aguas litorales, se creó un sistema fluvial de canales entrelazados, donde los frecuentes cambios de posición del cauce, dieron lugar a la aparición de zonas encharcadas.

En la laguna de la "Charca de Suárez" aparecen importantes formaciones vegetales, siendo predominantes aquellas plantas que crecen en terrenos anegados y cuyas raíces están en el suelo mientras que el tallo emerge y las hojas y flores crecen fuera del agua (plantas helófitas). Entre ellas se debe destacar la presencia de la especie amenazada Zannichellia contorta, catalogada como “vulnerable” en el Libro Rojo de la Flora Vascular Española y que encuentra en los canales de estos humedales su única localidad conocida en la costa granadina.

La vegetación helofítica resulta exuberante, con agua todo el año y potenciando a las especies freatofitas (vegetales que se abastecen del agua acumulada en el subsuelo). La Charca está constituida por gran cantidad de vegetación que ocupa los bordes de las lagunas, propia de aguas dulces. Dominan una importante comunidad de Typha latifolia, formación muy escasa en el Mediterráneo ibérico y que aparece solo en el delta del Guadalfeo, junto a Typha dominguensisPhragmites australis y Scirpus lacustris

Es destacable la importancia que tienen los humedales desde el punto de vista ecológico en la preservación de muchas especies de aves, ya que su vegetación (aneales, juncales, carrizales etc..), constituye un refugio idóneo para muchas especies y son puntos estratégicos de descanso en época de migraciones. En Andalucía ocho de las nueve especies de aves catalogadas en peligro de extinción dependen de estos medios para su supervivencia. Y no sólo aves, también viven otras especies protegidas como los camaleones. 

Curiosamente hace pocas semanas se han descubierto dos pequeños ejemplares. Esta noticia ha alegrado inmensamente a los técnicos de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Motril, ya que el Chamaeleo chamaeleon había desparecido de los humedales hace más de setenta años, quedando sólo un pequeño reducto en el municipio de Almuñécar, junto a Río Verde. Ahora, en pleno corazón de la Vega de Motril, los camaleones que formaron parte de un programa de reintroducción de la especie demuestran que han aceptado su nuevo hábitat al lograr reproducirse. El descubrimiento es de gran importancia para la supervivencia de una especie que está en peligro y que se encuentra incluida en el Libro Rojo de los Vertebrados amenazados de Andalucía, y también en el de España, además de que se trata de la recuperación de parte de la diversidad biológica que habitaba los ecosistemas costeros de la provincia de Granada y que había desaparecido.

Y no sólo es una importante zona de reproducción para camaleones, sino para los anfibios y reptiles en general. Así pues destacamos la ranita meridional, que se caracteriza por su coloración azul.

Las aves, como hemos mencionado con anterioridad, constituyen un grupo faunístico destacado, debido tanto a la importancia de esta laguna como zona de reproducción, descanso y alimentación durante los pasos migratorios. Destaca por su importancia como posible zona de colonización, reposo y nidificación para especies catalogadas en peligro de extinción como la Malvasía cabeciblanca, la Cerceta pardilla, el Porrón pardo y la Focha moruna, observadas en los humedales del Guadalfeo y que tienen en ellos una zona de paso que sirve de enlace entre poblaciones de la baja Andalucía y las del Levante ibérico. A su vez, el humedal es importante para la reproducción de especies como el Aguilucho lagunero o la Cigüeñuela.

En los pasos migratorios se ha podido detectar la utilización de la laguna por las especies como la  Garza real o la Garcilla cangrejera.

En resumen: un rincón natural único y excepcional, dotado de gran complejidad y diversidad ecológica por el humedal, que realiza funciones de refugio, punto de descanso en las migraciones y zona de reproducción de una gran diversidad de fauna.

ANUNCIANTES

Autobuses turísticos Librería papelería Punto y Aparte Twitter Asómate a Granada